Ley de Locales y Comercios

Responsabilidad del Propietario

Es la responsabilidad que tiene un propietario de un local  para ciertos accidentes (daños) que ocurren en su propiedad. Esto puede variar desde lesiones causadas por una variedad de condiciones peligrosas, incluyendo las excavaciones abiertas, superficies resbalosas o aceitosas, suelo irregular, agua estancada, aceras rotas,  pisos mojados, desechos acumulados en el suelo, hielo en el piso, caída de objetos, defectos en sillas o bancos.

Muchas lesiones ocurren en áreas comerciales y tiendas de mayor o menor extensión.  Estas lesiones se denominan accidentes por resbalones y caídas (slip and fall) que se traducen en lesiones de espalda y  cuello. Representan  miles de demandas cada año siendo más comunes de lo que uno pudiera pensar y a veces implican negligencia del dueño para mantener sus instalaciones.  Las personas que se lesionan en propiedades comerciales, como locales o centros comerciales, generalmente pueden presentar demandas por lesiones personales bajo la legislación de negligencia de un estado. Bajo las leyes de responsabilidad local, los dueños de los locales deben ejercer un cuidado razonable para que no haya peligros ocultos o condiciones peligrosas. Por ejemplo, las tiendas deben limpiar rápidamente los derrames, quitar objetos caídos, arreglar escaleras rotas o barandillas y cambiar bombillas de luz demasiado tenues para proporcionar una seguridad adecuada a los clientes.

Para probar que una tienda es legalmente responsable por una lesión de caída la victima debe establecer  1) que el dueño del local sabía (o debería haber sabido) de las condiciones peligrosas en su propiedad, 2) que el dueño de la tienda no inspecciona regularmente la tienda para evitar causas de peligro  o le proporciona mantenimiento inadecuado, 3) que la víctima no habría sido herida si no hubiera habido una condición peligrosa en la propiedad, 4) que hubo una relación entre la condición peligrosa y la  lesión del comprador y 5) que  sufrió “daños” como consecuencia de ello.

Si usted se ha herido en un lugar público o privado, debe hacer lo siguiente:

  • 1. Busque atención médica inmediatamente y si es una emergencia llame al 911.
  • 2. Si está en una tienda o lugar público, pida al encargado (manager) que registre un informe para documentar el accidente.
  • 3. Documente como iba vestido, tome fotos si puede y escriba los nombres e información de contacto de los testigos que vieron el accidente.
  • 4. Tome fotos de sus heridas.
  • 5. Tome fotos del local donde se lesionó y si es posible de la causa de su lesión.
  • 6. Asegúrese de obtener copias o solicitarlas de todos los informes médicos y también de obtener los nombres de cualquier médico que lo atendió.

Póngase en contacto con nuestros Abogados de Responsabilidad de Locales.

Para discutir su caso con uno de nuestros abogados experimentados, llame a nuestra línea gratuita al 305-461-4880 o contáctenos en línea.

Se habla español. Se fala Portugués.